El valor de la investigación en el desarrollo de nuevos productos

Autor: Laura Barrantes
Tiempo de Lectura: 4 minutos

 

La forma de vida de la cual dependíamos hace algunos meses, se desvanece gradualmente debido a los cambios inesperados en el entorno que nos desenvolvemos. La modificación de las normas de convivencia y por ende el comportamiento de las personas, trae consigo el surgimiento de nuevas necesidades que dan cabida a la reinvención de los productos y servicios con los que usualmente tenemos contacto, es decir, la clara presencia de la innovación.

 

Bajo esta oportunidad de crear productos que se ajusten a las nuevas demandas, debemos conocer el papel que tiene la investigación como un elemento que nos puede guiar durante todo el proceso, desde el surgimiento de una idea hasta su posicionamiento. Veamos…

 

  1. Descubriendo por dónde empezar

 

Al concebir una idea nos enfrentamos a un momento determinante; encontrar la forma ideal de empezar. Resultaría difícil descubrirlo si desconocemos quiénes son aquellos a los cuales queremos beneficiar con nuestra idea, dónde están, qué está pasando a su alrededor, cómo es su día a día y qué es exactamente lo que necesitan. Si nos enfocamos en investigar y resolver estos cuestionamientos, tendremos el conocimiento necesario para saber cómo captar inicialmente su atención y descubrir si nuestro producto puede llegar a beneficiarles o por el contrario enterarnos de que no tendrían ningún motivo para hacer uso de él.

 

Investigación

 

La investigación puede ser un proceso muy productivo siempre y cuando utilicemos las herramientas adecuadas, cada proceso puede ser único según la naturaleza que tenga el producto en gestión, podemos iniciar simplemente con elegir un lugar agradable y sentarnos a observar cómo es el entorno en el que queremos posicionarnos, pensemos en aquello que nuestra idea quiere facilitar y después entablemos conversaciones con propósito con personas que se ajusten a nuestro perfil objetivo para así fundamentar las necesidades que creemos haber encontrado previamente y entender sus objetivos, metas, prioridades y hábitos, este será nuestro punto de partida para perfeccionar nuestra idea según lo que las personas realmente necesitan.

 

  1. Definiendo el problema y el alcance

 

Habiendo conocido el contexto en el que vamos a posicionarnos, podemos terminar de definir el problema que queremos solucionar con nuestro producto, intentemos también definir un alcance inicial realista, estos dos elementos serán el foco que nos mantendrá orientados durante la investigación y el desarrollo del producto como tal, podemos complementar el alcance con la definición de los indicadores de éxito que nos demostrarán posteriormente si el resultado es el adecuado.

 

Investigación 2

 

No debemos ignorar el hecho de que la investigación puede ocasionar que la idea inicial y el alcance planteado se transformen durante el proceso, no veamos esta transformación como un tropiezo, o la causa para descartar la idea desde el principio, por el contrario veámosla como una evolución necesaria que podrá garantizarnos a futuro una satisfactoria adopción del producto. Una idea no puede ser completamente acertada desde su origen, a medida que la perfeccionamos se irá adecuando mejor a su propósito.

 

  1. Buscando el valor agregado

 

Para conseguir uno de nuestros claros propósitos: un producto con impacto destacable y de valor, debemos estar conscientes de que por lo general habrá algún tipo de competencia directa o indirecta, esto será variable y dependerá del producto que tengamos en mente. Aprendamos a percibir a nuestros competidores como una pieza fundamental para nuestros proyectos, estos representan la referencia que necesitamos para definir específicamente qué es aquello que vamos a ofrecer y que pretendemos que sea único para conseguir un producto deseado por nuestros usuarios.

 

Investigación 3

 

Al investigar a nuestros competidores, podemos buscar respuesta al porqué las personas hacen uso de sus productos, qué es lo que ofrecen y qué les resuelve, de esta forma será posible realizar una comparativa de las necesidades que hemos encontrado versus lo que estos competidores ofrecen y así descubrir por supuesto, cómo podría nuestro producto mejorar de forma significativa la experiencia actual que están teniendo los usuarios.

 

  1. Favoreciendo el posicionamiento

 

Si bien la investigación nos permite en un inicio disminuir el riesgo de crear un producto bajo el sesgo de nuestras propias ideas y enfocarnos en aquellos que harán uso de él, el papel de la investigación no acaba en el momento que “terminamos nuestro producto”, sino que se vuelve un poco distinta, pasa a ser evaluativa.

 

El objetivo de la investigación evaluativa es poder respondernos a la pregunta ¿cómo funciona el producto para nuestros usuarios? En una etapa temprana cuando no poseemos mucha información que nos comunique cómo está siendo usado el producto, podemos ejecutar algunas pruebas de uso para validar la aceptación y recibir retrospectiva del usuario para seguir incrementando el valor de lo que queremos ofrecer.

 

Investigación 4

 

En etapas un poco más avanzadas es posible que podamos retomar los indicadores de éxito planteados y complementar las pruebas con datos reales que nos permitan valorar si el producto realmente está siendo empleado como quisiéramos e identificar posibles mejoras que puedan ser implementadas.

 

Asimismo podríamos encontrar cientos de razones para ejecutar un proyecto sin fundamento en investigación, posiblemente las más comunes sean la poca disposición de tiempo, el miedo a encontrar cambios en el alcance inicial, creer que ya conocemos todo lo necesario o limitantes en el presupuesto… pero también podríamos comprender la importancia de todo este proceso simplemente con pensar que cientos de personas que no conocemos podrían hacer uso de nuestro producto y estas personas provienen de contextos que sencillamente no podemos controlar, sin embargo, los podemos entender.

DESIGN

5 Alternatives To Material Design

22 Jan 2019 · By Natalia Alfaro

DESIGN

5 Alternatives To Material Design

22 Jan 2019 · By Natalia Alfaro

VIEW ALL RELATED POSTS

This website uses cookies

We use cookies to personalise content and ands, to improve the usability, provide social media features and to analyse our traffic. We also share information about your use of our site with our social media, advertising and analytics parteners who may combine it with other information that you’ve provided to them or that they’ve colleted from your use of their services. You consent to our cookies if you continue to use our website.

OK SETTINGS

Cookies are small text files that can be used by websites to make a user's experience more efficient.

The law states that we can store cookies on your device if they are strictly necessary for the operation of this site. For all other types of cookies we need your permission. This site uses different types of cookies. Some cookies are placed by third party services that appear on our pages. You can at any time change or withdraw your consent from the Cookie Declaration on our website.

Learn more about who we are, how you can contact us and how we process personal data in our Privacy Policy.