ES/EN

Solo un par de segundos…

Automatización industrial: el futuro en sus manos

Interfaz

9 minutos de lectura

Comparta este artículo

La pandemia marcó el inicio de una rápida aceleración de las iniciativas de transformación digital en el sector industrial, y la automatización es una de ellas. 

Datos importantes publicados por Fortune Business Insight, indican que el mercado de la automatización industrial a nivel mundial alcanzó los 168,81 mil millones de dólares en el 2019 y se espera que para el 2027 alcance los 326,14 mil millones.

El interés de las organizaciones por las automatizaciones se debe a los tantos beneficios que les aportan, ventajas en muchos aspectos, pero sobre todo en términos de ahorro en tiempo, errores y costos, así como múltiples beneficios.

Persona con una tablet en su mano en una fábrica de tecnología

¿Qué es la automatización?

Antes de entrar en detalle, es importante entender qué es la automatización industrial, la cual se define como el uso de tecnologías para el control y monitorización de procesos, reemplazando tareas manuales, generalmente funciones repetitivas, por funciones automatizadas en las cuales la intervención humana es escasa, y en algunos casos nula.

Se habla de 2 entornos en los que se podría aplicar la automatización industrial: los entornos OT, o entornos operativos, en los que se realizan labores de manufactura tradicional; y los entornos IT, o entornos de información, enfocados en los ordenadores y su software.

Uno de los objetivos principales implica mejorar los tiempos de trabajo, la productividad, calidad del proceso y la competitividad de la empresa. Este último punto es de gran relevancia, ya que la globalización ha favorecido las importaciones y exportaciones de productos, convirtiendo el proceso de automatización en un elemento clave para seguir siendo competitivo y eficiente respecto a los competidores.

Mano señalando un holograma de tecnología en automatización

Tipos de automatización industrial

Ahora que hemos hablado un poco sobre la definición de un sistema de automatización industrial, cabría destacar los 4 tipos más utilizados en la actualidad por las empresas en sus procesos: 

  • Sistema de automatización fija: basadas en equipos especiales que se utilizan para agilizar procesos específicos. Las industrias que tienen que producir diseños de productos estables y sostenibles durante un largo período de tiempo optan por sistemas automatizados fijos. 
  • Sistema de automatización programable: este tipo de tecnología se utiliza para fabricar productos por lotes, está diseñado para facilitar el cambio de producto, sin embargo, el proceso de reprogramación requiere mucho tiempo.
  • Sistema de automatización flexible: es una forma más sofisticada y refinada de automatización programable, su diferencia radica en que permite cambiar el equipo de forma automática y rápida. Una mezcla de productos puede ser producida consistentemente sin perder tiempo.
  • Sistema integrado de automatización: son un conjunto de máquinas, procesos y datos independientes, que trabajan de forma sincrónica bajo el mando de un único sistema de control. Herramientas y máquinas controladas por ordenadores, robots, grúas y cintas transportadoras se pueden integrar entre sí utilizando una programación y un control de producción.

9 Beneficios de la automatización

El motivo por el cual las organizaciones implementan diferentes sistemas de automatización industrial se debe a la gran variedad de beneficios que esta le aporta, conozcamos algunos de ellos:

  1. Productividad: mejora la productividad, reduce los tiempos de montaje, permitiendo una producción en masa continua 24/7.
  1. Calidad: permite eliminar el error humano, mejorando la calidad y la homogeneidad de los productos, sin que se vea afectado el rendimiento después de varias horas de trabajo.
  1. Mayor consistencia: cuenta con mayor duración, estabilidad y solidez, trabajando a un ritmo constante y continuo.
  1. Flexibilidad: reprogramar un robot o una máquina es un proceso sencillo y rápido, aportando mayor flexibilidad en el proceso productivo.
  1. Información más precisa: la automatización de recolección de datos mejora la precisión, permitiendo a los responsables de la empresa a tomar decisiones más acertadas.
  1. Seguridad: es más seguro utilizar robots en líneas de producción con condiciones de trabajo peligrosas para el ser humano.
  1. Reduce costos: aunque la inversión inicial de los sistemas es elevada, gracias a esta tecnología se puede reducir costos de análisis de datos, disminuyendo los fallos de maquinaria e interrupciones de servicio.
  1. Mejores condiciones laborales: los trabajadores dedican su tiempo a realizar tareas con alto valor añadido.
  1. Mejora la capacidad humana: los sistemas no solo realizan las tareas que haría un ser humano, sino también las funciones que sobrepasan las capacidades de una persona.
Personas en un escritorio con un celular en la mano planeando una estrategia de automatización

Por último pero no menos importante, te compartimos algunos ejemplos de automatización industrial más usados hoy en día:

  • Cadenas de montaje: con maquinaria que se ocupa del ensamblaje continuo de piezas y su fijación, atornillado, soldadura, etc. Como la industria automotriz.
  • Adición de componentes: con sistemas que crean preparados químicos o alimentarios por medio de la incorporación progresiva de distintos ingredientes en las proporciones asignadas. Como la industria de cosméticos.
  • Envasado o empaquetado: con tecnología que es capaz de manejar distintos tipos de materiales de embalaje, incluso los más frágiles (ej: vidrio), para configurar un packaging perfecto, etiquetado incluido. Como la industria de la comida.

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, los sistemas de automatización industrial aportan a las organizaciones distintos beneficios y su futuro parece ser muy prometedor. Los robots industriales del futuro serán multifuncionales para que la misma máquina pueda ser utilizada para diferentes usos. Estos tendrán muchas capacidades asociadas, como la capacidad de tomar decisiones, de autodiagnóstico y mantenimiento predictivo.

Gracias a la automatización industrial, la fábrica del futuro será más eficiente en la utilización de energía, materias primas y recursos humanos. Además, contrariamente a la creencia, la experiencia hasta ahora ha demostrado que la automatización no generará desempleo masivo, por el contrario, el uso de robots creará más puestos de trabajos, en el cual, al trabajar juntos será más eficiente y productivo. 

¿Deseas aplicar un proceso de automatización a tu empresa pero no sabes por dónde iniciar? En Interfaz estamos para ayudarte.


Fuentes:

Between Tech | Fortune Business Insights | Nexus Integra

Be the 1st to vote.

¿Qué le pareció
este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase para potenciar su conocimiento

Este sitio utiliza cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los códigos, mejorar la usabilidad, proporcionar funciones de redes sociales y analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con socios de redes sociales, publicidad y análisis, que pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado del uso que haga de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa en nuestro sitio web.
ES/EN